Los limones alcalizan la sangre y los tejidos

PrintFriendly and PDF

Tengo un hermoso limonero en el jardín repleto de grandes limones amarillos. Cuando le he visto hoy, he pensado en hacer hincapié en la importancia del limón cuando se preparan recetas y zumos.

Las dos últimas semanas comienzo y termino cada día con agua de limón para alcalinizar el cuerpo. Durante el sueño, la ventilación pulmonar causa la acidosis respiratoria. La acidosis respiratoria es una condición que ocurre cuando los pulmones no pueden eliminar todo el dióxido de carbono que el cuerpo produce. Esto hace que los fluidos corporales, especialmente la sangre, lleguen a estar demasiado ácidos. Este es el motivo por el que nuestra primera orina de la mañana tiene un color amarillento oscuro. Por eso lo mejor es empezar el día con una bebida alcalina. El cuerpo se limpia mientras descansamos, así que beber agua con limón antes de ir a dormir también tiene mucho sentido, ya que apoya nuestra inherente capacidad de desintoxicación.

Hacer agua de limón es muy fácil. Es necesario un gran vaso de agua limpia y exprimir el limón en él. Por lo general, exprimo un limón por cada medio litro. Si aún no estás convencido, aquí hay algunos increíbles poderes curativos de los limones:

 Limpieza intestinal: El sabor amargo del limón da a estos frutos la capacidad de aumentar el peristaltismo (movimientos de bombeo en los intestinos) que ayuda a eliminar los residuos de los intestinos y mejorar la regularidad. Si se agrega sales minerales. al agua de limón aumentará la eficacia de la limpieza del intestino.

Cáncer: Los limones contienen 22 compuestos anti-cancerígenos o anti-ácido, incluyendo un aceite de origen natural que ralentiza, detiene y tapona los ácidos que descomponen el tejido sano y causan la formación de tumores cancerosos. Los limones también contienen una sustancia llamada glucósidos flavonoles, que impiden que los ácidos que echan a perder las células sanas causen un efecto dominó creando más células cancerosas.

Hígado: El zumo de limón fresco añadido a un vaso grande de agua por la mañana es un gran desintoxicante del hígado.

 Nutrición: Los limones contienen vitamina C, flavonoides, vitaminas del complejo B, calcio, cobre, hierro, magnesio, fósforo, potasio y fibra que ayudan a mantener el estado alcalino del cuerpo.

 Equilibra químicamente el cuerpo: Aunque los limones son ácidos con un pH de 3,5, contienen un compuesto alcalinizante de bicarbonato de potasio que interactúa con los ácidos metabólicos del cuerpo para tener un efecto alcalinizante en los fluidos corporales que ayudan a contribuir a balancear alcalinamente el pH del cuerpo.

Alergias: Los limones contienen el fitonutriente hesperetina, que en diferentes estudios se ha demostrado que alivia los síntomas de la alergia mediante la reducción de las toxinas ácidas que provocan reacciones alérgicas.

Trastornos cerebrales y del sistema nervioso: Los limones contienen en su cáscara el potente fitonutrientes tangeretina. Los limones han demostrado ser eficaces para los trastornos cerebrales como la enfermedad de Parkinson que regula el exceso del ácido de azúcar, acetilaldehído, y alcohol que destruye las células cerebrales.

 Trastornos oculares: Se ha demostrado en investigaciones que la rutina (rutósido) que se encuentra en los limones, mejora los síntomas de los trastornos oculares, incluyendo retinopatía diabética mediante la regulación de los ácidos que destruyen las delicadas bastones y conos del ojo.

 Anti-ácido: Además de ser eficaz en la reducción de los ácidos medioambientales, dietarios, metabólicos y respiratorios que causan los síntomas del resfriado y la gripe, se ha demostrado que los limonoides terpeno que se encuentran en los limones tienen probados efectos anti-ácido en otros tipos de condiciones ácidas, tales como reflujo ácido, indigestión, irritación e inflamación del tejido, induración y ulceración.

 Diabetes: Además de mejorar los problemas oculares relacionados con la diabetes, los limones contienen hesperetina que reduce los ácidos en la sangre, especialmente los niveles ácidos de azúcar de la glucosa.

 Cálculos renales: La vitamina C que se encuentra en el zumo de limón, ayuda a disolver los cálculos biliares, los depósitos de calcio y los cálculos renales.

 Antienvejecimiento: El bicarbonato de potasio que se encuentra en los limones ayuda a neutralizar los ácidos procedentes del medio ambiente, dietéticos, metabólicos y respiratorios relacionados con el envejecimiento y la mayoría de las enfermedades.

 

Fuente: Copyright © por Natturalia.com

FacebookShare
This entry was posted in $1$s. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>